Una tarde de paseo, me tropecé con un rey, magnífico y elegante pero todo de papel...

Lista de Regalos

Por estos días las calles de Madrid, y de todo el mundo, se llenan de madres y padres con listas de regalos en los bolsillos y carteras. Imposible no comprar un regalo en estas fechas... ¿o si?

Lo cierto es que creo que sí.  SI ES POSIBLE VIVIR UNA NAVIDAD Y PASAR UNOS REYES MAGOS sin tener que salir a comprar. ¿Cómo? Para eso tendréis que ir a la biblioteca más cercana, o acercaros a vuestra librería favorita, y pedir el libro "La lista de cumpleaños" de Ana Manso 
Es un libro divertido, sencillo de leer por los que ya se inician a la lectura en solitario, y fácil de comprender para los niños y niñas que leen a través de los ojos de los adultos de casa.

La historia nos presenta a una niña, la de la portada, que ama los regalos. Cada año, apenas pasan los Reyes Magos, comienza a escribir su lista de regalos para el cumpleaños (así puede pedir lo que lo Reyes se han olvidado) y, cuando pasa el día de su cumpleaños, comienza a escribir la lista para los Reyes.  De esta forma cada año recibe muchos, quizás demasiados regalos. Pero, este año los padres han tenido una reunión con ella y le han propuesto que haga una lista pero... DE REGALOS QUE NO SE PUEDAN GUARDAR. REGALOS QUE NO SEAN COSAS.

Al principio a la protagonista le costó un poco comprender la cosigna... Pero luego lo descubre, y propone una lista de regalos geniales, divertidos y que movilizan a toda la familia, y, lo mejor de todo, realmente no cuestan mucho dinero: no se almacenan, pero se guardan en el corazón como experiencias compartidas. 

Hace unos días, en el contexto del Salón del Libro de Madrid, tuve el privilegio de contar este cuento y vivenciar con niños y niñas un taller donde, entre todos, buscamos hacer una lista de regalos similar a la que realizó la protagonista del cuento. Fue muy interesante constatar que, tras superar la dificultad inicial, casi todos los niños fueron capaces de pensar en regalos que no fueran cosas y que no se pudieran guardar. Cuando pillas el "truco" parece que la capacidad creativa se despierta y comienzan a surgir ganas de regalos como:  salir en la tele; bañarse en el estanque de los patos; lanzar avioncitos de papel desde un edificio muy alto; dormir en la casa de una compañera del cole; hacer su propia fiesta de pijamas en casa; usar, por un día, las joyas de mamá; ir a la peluquería de mamá; estar todo un día en el trabajo de papá; hacer un "pic-nic" en el Parque del Retiro... 

Vivimos en una época en que los regalos que no son materiales se nos han ido olvidando. Tanto asi, que ahora nos venden este tipo de experiencias en preciosas cajitas "box", con un librito lleno de posibilidades para escoger... Pero, me pregunto, ¿de verdad vivimos tan apurados que no somos capaces de pensar y hablar con nuestros hijos para, en conjunto, inventarnos una preciosa experiencia como regalo?
Sin duda, me parece que este librito es una puerta a recuperar el verdadero valor del regalo no material.

                                                                            Y, si nos falta creatividad..., hay otro librito que puede ayudarnos:
"El Gran Libro de los Regalos Mágicos", también de editorial SM. 
Aquí se esconden más de treinta opciones de regalos, todos imaginados y perfectos para regalar. Justamente fue por eso que los niños del taller escogieron un regalo "imaginario" para regalar en estas fiestas, y decoraron unas bellas cajitas donde los escondieron.  Un regalo muy liviano y, sobre todo, que no costaba dinero. 


Que estas fiestas os traigan muchos regalos mágicos, de esos que no se pueden guardar..., salvo en el recuerdo. 
Que la poesía, como el pan, estén siempre en nuestra mesa. Y que los cuentos, como lavarse los dientes, sean un hábito familiar, antes de irse a la cama. 

¡Feliz Navidad y Precioso Año Nuevo!

PD: Y si una mañana camináis por Gran Vía y os llega un avioncito de papel con un verso de Pablo Neruda... será que  los Reyes Magos me trajeron lo que les pedí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario