DIA DEL LIBRO INFANTIL

Desde que vivo en Madrid... y quizás ya antes, cuando venía sólo de visita y me enamoraba de todas las librerías, le sigo los pasos a Pep Bruno. Me parece que es un narrador fascinante ( en la palabra hablada, contada y en la escrita).

Leyendo sus notas me encontré con esta reflexión que publicó hace cinco años en "La Tribuna" de Guadalajara. Es un texto cortito y creo que se paladea fácil. Es vigente, actual y me suscribo completamente a todas su afirmaciones.

¡¡Feliz Día del Libro Infantil, a todos los que trabajamos en poblar el imaginario de los niños y niñas, y sus familias.!!

Carolina.,
Lili Cuentacuentos


Si la Infancia es la Patria del Hombre.

"Si la infancia es la patria del hombre, entonces la literatura infantil y juvenil serán hermosos lugares de esa patria: costas con aguas azul turquesa en las que avistar piratas y buscar tesoros, cuevas con accesos secretos (incluso al centro de la Tierra), selvas plagadas de misterios (muchas veces peligrosos), desiertos con oasis inesperados, montañas de eternas nieves y dioses eternos, ciudades mágicas, niños perdidos, osos tontorrones, caminos de baldosas amarillas… En esta patria no deben faltar tampoco los lugares pequeños en los que cabe un huevo viajero, o una granja del revés, o un verso vegetal, o un trabalenguas o una rima sin sentido.
Si la infancia es la patria del hombre, los niños que no tienen acceso a cuentos, a poesías, a teatro, a novelas de literatura infantil y juvenil, serán hombres con una patria pequeña, triste, árida. Hombres con un arcoiris en blanco y negro y un horizonte desinflado, chiquito.
Quizás no somos conscientes de lo importante que la literatura infantil y juvenil es para los niños. Llenar la cabeza y el corazón de un niño con palabras, sueños, vidas, es una manera agradable (pero imprescindible) de ayudar a crecer; es también un modo de preparar esa patria que será (de un hombre, de una mujer) con las infraestructuras precisas: puentes, carreteras, hospitales, jardines… para la vida que vendrá. Pero también es llenar esa patria que será (de un hombre, de una mujer) con atardeceres hermosos, sombras en la noche, cofres con tesoros y sueños imposibles logrados tras mil aventuras.
Si la infancia es la patria del hombre, entonces la literatura infantil y juvenil es imprescindible para hacernos más humanos, más capaces, más felices."

Pep Bruno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comienza el curso escolar y los cuentos

Comienza septiembre, comienza el año escolar y vuelven los cuentos a CASA DEL LIBRO. Este curso será distinto, especialmente porque el ...