Una tarde de paseo, me tropecé con un rey, magnífico y elegante pero todo de papel...

La manzana de Blancanieves

Esta semana nos vino a visitar un bello álbum ilustrado: Blancanieves, con dibujos de Benjamin Lacombe. Y como las ilustraciones eran tan bonitas, las utilizamos para contar el cuento. Las imágenes que más exclamaciones provocaron fueron: La madrastra "verde de envidia" como un pavo real,  la bella Blancanieves comiendo la manzana envenenada, y la imagen de la portada, pero que al verla completa, a doble página, provocó muchas emociones.  
Al término del cuento construimos una manzana roja, como la de Blancanieves, pero ésta sin el veneno de la madrastra malvada, para que los niños y las niñas la cuelguen en su árbol de Navidad. 

¡Nos vemos la próxima semana! ya saben que todo el mes de diciembre, según el cuento que contemos, elaboraremos algún adorno para el árbol.  







No hay comentarios:

Publicar un comentario